• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Natación
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El flotador antimedusas, también conocido como flotador de supervivencia, es un elemento esencial de la seguridad en el agua. Este flotador se enseña a veces en la primera fase de las clases de natación como parte de las habilidades de orientación en el agua, y a veces en fases posteriores como parte de las habilidades acuáticas fundamentales. Aprender a flotar en muchas posiciones ayuda a comprender los efectos de elevación del agua.

La técnica

Este flotador tiene un nombre muy apropiado, ya que parece una medusa flotando en el agua. La técnica es bastante sencilla. De pie en el agua hasta la cintura, el nadador respira profundamente, pone la cara en el agua, con los brazos colgando, y deja que el agua sostenga su cuerpo. El nadador levanta los pies del fondo del agua y su cuerpo sube a la superficie en forma de bola. Algunos instructores de natación enseñan a los nadadores a sujetarse los tobillos cuando aprenden esta técnica.

Orientación en el agua

Si bien el dominio de la medusa flotante ayuda a superar el miedo o la falta de familiaridad con el agua, otros ejercicios preparan el terreno para el aprendizaje de la técnica. Entre ellas se encuentran las salpicaduras en la cara, el juego en el agua, el uso de dispositivos de flotación y el saludo en el agua. Otra herramienta importante que un nadador debe aprender antes de intentar hacer flotar una medusa es aguantar la respiración bajo el agua.

Fundación para el aprendizaje de la motricidad acuática

La capacidad de mantener la flotabilidad es la base del desarrollo de las habilidades acuamotoras. La clave para desarrollar brazadas de natación eficaces es la apreciación de cómo flota el cuerpo en el agua. El flotador de medusa ayuda al nadador a entender cómo los ligeros movimientos del cuerpo pueden distribuir el peso de forma diferente. Por ejemplo, la natación en estilo libre requiere que el nadador presione su pecho, centrando así la flotabilidad del cuerpo.

Otros flotadores

A menudo se enseñan otras técnicas de flotación junto con las medusas. Por ejemplo, en la flotación de la tortuga o de la seta, el nadador se estira hacia abajo, se rodea las rodillas con los brazos, las sostiene y flota hacia arriba. Para la flotación en decúbito prono, el nadador comienza con el flotador de tortuga o de seta, y luego extiende los brazos y las piernas hasta flotar en decúbito prono en el agua. Esta posición del cuerpo es la base del aprendizaje de las brazadas de natación.

Deja una respuesta